Precioso videoclip de Labuat

Mirad este videoclip, antes de seguir leyendo.

Ahora, si alguno de vosotros sabe de quién es esto, sacad de contexto que la cantante del grupo Labuat es Virginia de O.T. (si lo deseáis sacar, por supuesto) y apartad de vuestra cabeza que Risto Mejide está detrás de este proyecto (si lo consideráis oportuno).

Me parece que Herraiz Soto, la agencia de publicidad que ha realizado el spot para Labuat, ha hecho un trabajo genial. Quizá, por ser quisquilloso, el final se hace algo pesado y repetitivo, a modo particular me hubiera gustado que tanto la música como los efectos gráficos del videoclip hubieran subido a un “cénit” que ejerciera de cierre.

Pero lo más espectacular es que lo que habéis visto NO es el vídeo, sino que cada uno puede hacer su propio vídeo. Si entráis aquí, podéis crear vuestros propios vídeos, los pinceles siguen a los movimientos que hagáis con el puntero y, además, podéis grabarlo para subirlo al youtube (por ejemplo) y lo haréis porque el ser humano es egocéntrico por naturaleza y una supuesta “creación” vuestra querréis difundirla por la Web… ¿a que sí?.

Una campaña de marketing on-line (en este caso musical) que me parece espectacular. Los autores involucran a los oyentes de la canción en la difusión “dospuntocero” del primer single de Labuat de una manera sutil, nada intrusiva… qué más puedo decir.

En definitiva, mi enhorabuena tanto a los autores como a los responsables del trabajo.

Visto y no visto (IV)

Os voy a mostrar un par de vídeos que he visto gracias al newsletter de El Periódico de la Publicidad. TV.

Este anuncio de Microsoft ha conseguido que hasta los fans de Apple se rindan ante él. Y es que Kylie es sencillamente adorable.

P.D.1.: ESTO que estoy haciendo es marketing on-line.

P.D.2.: ¿Habrá tenido que grabar Microsoft “alguna” toma más porque se colgara el ordenador de los papás de Kylie? (ESTO es creación de mala reputación on-line)

Echad también un vistazo al comercial casero, que se han currado los de raquetas Heads.

P.D.: ESTO es marketing on-line y ESTO es creación y difusión de buena reputación on-line.

Lo comentado en este post la he colgado también en mi cuenta de facebook con lo que todos mis contactos pueden ver los vídeos y leer mis comentarios, ellos a su vez hacer los suyos y reenviar los vídeos a sus contactos…

Toda esta explicación, que para los que estamos metidos en “el lío” puede sonar a perogrullada, la hago para aquellos que me preguntan qué diferencia hay entre el uso de redes sociales para la difusión de cualquier hecho y/o actividad y crear un Banner para el diario on-line de más lectores de la zona.

Si además jugara al tenis, podría decir ahora si son malas, regulares, buenas o excelentes raquetas, pero como no he jugado más de 2 veces en mi vida… ahí me quedo. 🙂

Y, por último, como me parece un pedazo de canción y una letra que viene excepcional para la época de dudas en la que nos encontramos, os pongo el vídeo subtitulado de la canción “Viva la vida” de Cold Play, de su último álbum, sobre el cual ya puse un post creo que muy interesante 😉 para la gente que lo vió en su momento.

La búsqueda de viajes por Internet aumenta un significativamente en España

Según he podido leer en el blog de El programa de la publicidad, las búsquedas de viajes por Internet ha aumentado en España un 32% según los datos obtenidos por la consultora especializada en audiencias online, Nielsen Online.

viajesonline1

Según dicha consultora, más de 9 millones de españoles han realizado consultas en buscadores acerca de viajes y vacaciones, sobre todo por el referente que tiene Internet de facilitar precios mucho más competitivos que los canales tradicionales. Hombres, mayoritariamente entre 24 y 35 años y de un poder adquisitivo medio, medio-alto, son el público que mayoritariamente se lanzan a la búsquedas de ofertas o chollos por internet.

Los portales, que por su potencial en posicionamiento en buscadores y el contenido de sus páginas,  que más visitantes han obtenido han sido Toprural.com, Hotels.com, quehoteles.com y Solmelia.com.

El estudio también deja meridianamente claro que blogs, foros, etc…(es decir, la reputación en Internet) también han sido básicos a la hora de tomar decisiones de contratación de viajes o elección de destinos vacacionales.

Particularmente añadiría a estos datos que, cada vez más, los usuarios apuestan por Internet por su fiabilidad, su seguridad en las transacciones y en su independencia a la hora de recibir contenidos de otros usuarios mediante redes sociales. Los internautas saben cómo aprovechar todas las ventajas que ofrece la Red.

¿Y vd., empresario de turismo, está aprovechando a todos estos potenciales clientes con alguna acción de marketing on-line?

Visto y no visto (III) Una de motion graphics

Un nuevo post de la sección de Visto y No visto, esta vez de motion graphics.

Os muestro algunos de los que más me han gustado.

Starbucks, lo ví en el blog de Ateneu Popular, uno de mis favoritos últimamente.

Uno de la Agencia Seis Grados que no sólo me parece espectacular, sino que además es trementamente excitante (tanto para los hombres como para las mujeres) de Late Chocolate, una empresa de venta de productos eróticos.

Y un último, que quizá no es del todo un Motion Graphic propiamente dicho, pero como Miguel Bosé me encanta y esta canción me da un buen rollito (incluso en estos tiempos que corren) que no veas, me apetece ponerla

La Reputación Corporativa en Internet (I)

Recordando una cita de El Quijote que medio recordaba para “aliñar” esta entrada me encuentro con ésta página, que transcribo a continuación, y que me viene como anillo al dedo para el tema que quiero tratar hoy.

cervantes_don_quixote_1605

“Que hablen mal de mí, pero que hablen”

Pues a fe de bueno que no he dicho yo mal de ningún encantador, ni tengo tantos bienes que pueda ser envidiado; bien es verdad que soy algo malicioso y que tengo mis ciertos asomos de bellaco, pero todo lo cubre y tapa la gran capa de la simpleza mía, siempre natural y nunca artificiosa; y cuando otra cosa no tuviese sino el creer, como siempre creo, firme y verdaderamente en Dios y en todo aquello que tiene y cree la santa Iglesia Católica Romana, y el ser enemigo mortal, como lo soy, de los judíos, debían los historiadores tener misericordia de mí y tratarme bien en sus escritos. Pero digan lo que quisieren, que desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano; aunque por verme puesto en libros y andar por ese mundo de mano en mano, no se me da un higo que digan de mí todo lo que quisieren.
—Eso me parece, Sancho —dijo don Quijote—, a lo que sucedió a un famoso poeta destos tiempos, el cual, habiendo hecho una maliciosa sátira contra todas las damas cortesanas, no puso ni nombró en ella a una dama que se podía dudar si lo era o no; la cual, viendo que no estaba en la lista de las demás, se quejó al poeta diciéndole que qué había visto en ella para no ponerla en el número de las otras, y que alargase la sátira y la pusiese en el ensanche: si no, que mirase para lo que había nacido. Hízolo así el poeta, y púsola cual no digan dueñas, y ella quedó satisfecha, por verse con fama, aunque infame.

Pese a la moraleja de esta magnífica sección de El Quijote, hoy en día podemos decir sin duda que a nivel on-line está equivocada o, al menos, necesita una precisión.
La historia suele comenzar de esta manera (de manera muy resumida):
Un cliente adquiere un producto/servicio de una organización. Por cualquier motivo el cliente acaba descontento ya que el producto/servicio de la organización no ha cumplido con las espectativas que el cliente tenía depositadas en él. ¿Qué hace entonces el cliente? Antaño solía escribir una carta de protesta a la dirección de la organización, y si escribía medio bien se atrevía a mandar un escrito a “cartas al director” de la cabecera más importante de su provincia.
Hoy en día un cliente descontento tiene “algunas” opciones más; no sólo es que posea multitud de sitios en Internet donde expresar su queja, sino que además tiene un público-lector potencial de millones de personas… es decir, que una aparentemente insignificantefrase de queja de la empresa X se convierte en un post abierto en uno o varios foros donde diariamente entran a consultar cientos de miles de usuarios, actuales o potenciales clientes de esa empresa X.
He puesto el ejemplo de un cliente que, con su mayor o menor razón, verdaderamente está descontento con la empresa, pero… ¿y si el que pusiera el mensaje en distintas páginas fuera la competencia intentando influenciar negativamente la opinión de los usuarios?  ¿y si fuera un antiguo trabajador despechado? ¿y si, simplemente, fuera una invención de alguien aburrido con ganas de montar follón?…
Ante ello, varias preguntas:
¿Controla vd. cuál es la reputación corporativa de su organización en la Red?
¿Sabe vd. cómo contrarestar las opiniones negativas que sobre vd. o su empresa se vierten en Internet?
– ¿Le preocupa o, como decía la cita de El Quijote, “que hablen mal de mí, pero que hablen”…?
Hoy en día, para cualquier compra racional que un usuario vaya a realizar, lo primero que hace es navegar por la Red para ver qué opiniones hay “de la gente” sobre la empresa o el producto sobre el que está interesado.
hotelesbenidorm
Un ejemplo práctico:
Vas a irte de vacaciones a Benidorm. Abres tu espléndido portátil y, tal y como están las cosas hoy en día, lo primero que haces es buscar (en Google of course) “ofertas hoteles Benidorm”. Te (deberían) salen numerosos hoteles que (deberían) están peleándose a codazos en campañas de marketing on-line y posicionamiento en buscadores para aparecer en los primeros resultados de la búsqueda. Eliges entre los cuatro o cinco primeros y clicas primero en el que tiene el texto de presentación más sugerente o atractivo a tu entender. Es el Hotel X, bueno llamémosle Hotel Z para evitar equívocos ;).Visitas su página Web, es una página limpia, nada pesada, con un diseño sugerente unas fotos muy cuidadas y unos textos descriptivos cortos pero atractivos. Muy sencilla e intuitiva de usar, sin darte cuenta has llegado al apartado de “reservas”… pero justo antes de ponerte a rellenar el formulario de reservas piensas, “voy a ver qué se dice del Hotel Z por ahí”. Abres una nueva pestaña y buscas (en Google of course) “Hotel Z, Benidorm”. Te aparecen páginas de reservas de hoteles, algún directorio de empresas, guías de ocio… y de repente ¡ZAS! un comentario te llama la atención:
“¡¡¡Ni se os ocurra ir al Hotel Z de Benidorm!!!”
“Qué raro”, piensas, “voy a leer más”, mientras clicas en esa entrada: “es lo más descuidado que he visto en mi vida. El servicio pésimo, las habitaciones sucias y además está lejísimos de la playa”.
Sales de ese post con alguna duda y con la mosca detrás de la oreja y te pones a buscar más opiniones. Descubres que hay un post abierto sobre ese hotel donde todo el mundo que ha dado su opinión, seis o siete personas, dan malas referencias sobre el Hotel Z. Vuelves a Google y no hay nada más, sólo más páginas amarillas, guías, directorios…
Finalmente vuelves a la pestaña que tenía los cuatro o cinco resultados de hoteles, buscas datos de otro, el Hotel W, que además de su página Web cuidada e intuitiva, da como resultado de búsquedas un sinfín de noticias, de las cuales algunas son regulare o malas pero la gran mayoría son positivas y atractivas… te tienes que decidir por uno de los dos y, aunque el Hotel Z te gustaba un poco más, no te fías y acabas reservando en el Hotel W.
Genial si eres el turista, ¿no?
Pero… ¿y si eres del Consejo de Administración, el Director o el Jefe Comercial del Hotel Z? Sólo por “seis o siete” clientes insatisfechos en los últimos meses o años, que han dejado su opinión en la Red, estás perdiendo nuevos clientes… “¡¡No es justo!!” piensas.
Quizá no, pero ocurre y cada vez ocurrirá más… ¿no vas a hacer nada para corregir la tendencia?
Por suerte, en Benidorm en concreto, ya hay algunos hoteles que se están moviendo al respecto, creando debates acerca de la reputación Web… pero todavía no es suficiente, hay mucho camino que recorrer tanto en Benidorm como en el resto de la provincia de Alicante.
Os dejo también enlace a la opinión al respecto de Juan Sobejano en su blog, que me ha parecido interesante.
En próximos capítulos iremos desgranando estrategias y consejos para obtener una buena Reputación Corporativa en Internet.

El lado oscuro de la red

Es posible que haya tardado mucho en actualizar el blog, pero, de verdad, que hay momentos en los cuales, si no te encuentras inspirado, con ganas, motivado… es mejor dejarlo estar.

Ante_todo_compañeros

Entre todas las cosas que han pasado en los últimos ¡¡¡3 meses!!! una de las que más me cabeza me ha traido ha sido un proyecto en colaboración con otro equipo de trabajo y que no ha salido todo lo bien que esperábamos.

Coincidiendo en época con el desarrollo de dicho proyecto, llega a mis manos el número de noviembre/08 de la revista interactiva digital (por cierto 100% recomendable para los que estamos más o menos metidos en el “lío on-line”) y, como siempre, la empiezo a devorar cuando… ¡oh, sorpresa! la columna de Daniel Megías habla de forma excelente justo del problema por el que yo estaba pasando.

Me permito el lujo de hacer un copy-paste de la misma para que podáis disfrutar de ella:

__________________________________________________________________________
A diferencia de la publicidad tradicional, en el sector interactivo las creatividades, diseños e ilustraciones hay que traspasarlos a bits, hay que darles vida y hacerlos funcionar en la red. Como esto indica que hay que programar, mal que nos pese, en el marketing interactivo nos dedicamos al software. Todo lo publicitario que queramos, pero software al fin y al cabo.

Habiendo ordenadores de por medio, y utilizando tecnologías que cambian cada cinco minutos en un entorno que se reinventa cada 5 segundos (os recuerdo que hace poco más de un año nadie hablaba de Facebook, y hace 3 no existía Youtube, y hace 7 casi nadie sabía qué era esa pequeña empresa llamada Google), el factor técnico es muy importante, y se establece en la agencias interactivas como una especie de simbiosis –relación entre dos organismos de distinta especies- en la que ambas partes salen beneficiadas: es lo que técnicamente se llama “mutualismo”, en contraste con el “parasitismo” que es cuando algunos directores de arte y diseñadores definen a los técnicos como “rémoras”.

Unos y los otros –creativos y técnicos– se necesitan, por más que se imaginen en bandos opuestos, unos como fieles a la república interestelar y otros como adictos al lado oscuro de la fuerza: uno se siente Darth Vader cuando lidera proyectos interactivos junto a los Jedi creativos 😉 Porque cuando ambas partes funcionan por separado, tenemos boutiques creativas en medios tradicionales que hacen websites muy bonitos que no funcionan bien, o tenemos empresas de desarrollo que hacen sitios funcionales que son un horror. En ambos casos, el mercado juzgó hace tiempo y se decantó por las agencias interactivas, que podrían proporcionarles lo mejor de ambos mundos, con la suficiente interrelación cultural para comprenderse mutuamente, de forma que el diseñador online que tiene un ojo puesto en la funcionalidad de la pieza junto al programador que tiene la suficiente sensibilidad creativa, realizarán casi con toda probabilidad un trabajo impecable que funcionará como la seda en la red.

Si pensamos, además, que las piezas (p.e. websites promocionales) se alargan indefinidamente en el tiempo, evolucionando y cambiando su contenido, que están sujetas a errores de todo tipo –las líneas se caen, los discos duros fallan, etc.- y encima, pueden ser objeto de vandalismo (a los anuncios de TV no los hackean…), pues concluimos que los productos publicitarios online pueden ser muy complejos, de suerte que a veces son más obras de ingeniería que otra cosa, y de ahí que más que nunca el factor técnico sea tan importante como la buena idea de la que deben partir.

Por eso, en la red, toda idea creativamente brillante suele tener un lado oscuro, un reverso tenebroso hecho de cosas tan horrendas como bases de datos, PHP, Javascripts y cientos más de cosas innombrables que la hacen funcionar y convierten este negocio en algo tan complicado y apasionante a la vez. Que la fuerza nos acompañe.

Fuente: Interactiva digital. Autor: Daniel Megías

_________________________________________________________________________________

Desde luego, no sé si la casuística o la divina providencia me ayudó en aquel momento, pero lo cierto es que al final todo parece ser que se ha encauzado… y, por favor, deseo de todo corazón que no vuelva a ocurrir la alineación de astros en un sólo punto de confluencia.

Perdón por lo que nos toca.

Coguan

Me enteré a principios de semana, a través del Blog de Carlos Blanco, del surgimiento de “una nueva red de publicidad on-line”.

Se trata, según he podido entender ya que ni a través de la Web ni poniéndome en contacto a través de ellos por e-mail me ha quedado nada claro, de un sistema de gestión publicitaria on-line que facilitará los trámites y tanto la transparencia como la calidad en la gestión publicitaria on-line.

Todo lo que he leído (por ejemplo en territorio creativo) ha sido positivo, pero particularmente tengo muchas dudas tanto desde el punto de vista de anunciante, ya que está por demostrar (llámenme escéptico) que esa trasparencia sea tal; como desde el punto de vista por ejemplo de una pequeña agencia de marketing on-line de Alicante, ya que habrá que poner a disposición de lo que no deja de ser una agencia de tramitación (me da la sensación que una especie de central de medios on-line) un listado de clientes sabiendo qué se les cobra, cuándo y por qué.

Quizá la culpa de mi recelo haya sido la pobre contestación que se me dió a través de correo electrónico cuando pedí información, lo cual ya es empezar con mal pié para una red de publicidad on-line.