Marketing para sectores en crisis

El open house, una de las últimas estrategias de marketing inmobiliario en España

Es muy probable que trabajes (en) o seas propietario (de) una empresa que, dada la crisis o desaceleración -depende de quién te lo cuente – que viviemos en la actualidad, esté pasando por algunos ajustes o tenga previsto hacerlos en breve.

¿Qué tal si esos ajustes los hacemos, también, en nuestra campaña de marketing?

De todos es sabido que uno de los sectores que está pasando más apuros es el inmobiliario. Desde la más pequeña oficina inmobiliaria hasta el portal inmobiliario más completo, desde la vivienda de 2ª mano, hasta la de obra nueva ya sea en Alicante, Barcelona, Madrid o Badajoz ha visto disminuir su ritmo de ventas de una forma alarmante.

Ante eso, hay quien ha tenido que cerrar sus puertas mediante suspensión de pagos, o reducir drásticamente su plantilla ¿quizá por no haber sabido gestionar eficazmente una época de bonanza?

Hay otras empresas del sector de la construcción que en cambio están aprovechando para revitalizar sus estrategias; ofertas de viajes por la compra de pisos, alquiler con opción a compra, descuentos por valor del I.V.A. o de los gastos de notaría. Hay quien ha potenciado el concepto de Outlet Inmobiliario…

La última estrategia de marketing que he escuchado en el sector inmobiliario es el Open House. Se trata de un concepto de venta de pisos, chalets, apartamentos… en definitiva cualquier propiedad de forma directa mediante el sistema de puertas abiertas. La que la oficina de venta tiene un comercial en cada una de sus propiedades que quiere promocionar de esa forma y los interesados en ella tienen total libertad de visitarla, de arriba abajo. El concepto es nuevo aquí, pero no en los países anglosajones especialmente en Estados Unidos, donde se suele utilizar muy frecuentemente.

Si analizamos el perfil del comprador de vivienda podemos deducir que hay 2 grandes tipos: el que quiere ver los pisos en persona enseguida y aquellos, especialmente cuanto más jóvenes son, que prefieren ver las posibilidades de elección en la compra o alquiler de pisos previamente por Internet, ya que no quieren ser molestados por el vendedor, ni pasar a una base de datos, sino que estiman más guardar su intimidad.

De cualquier forma me parece muy interesante seguir analizando los movimientos en marketing en sectores en crisis, ya que generalmente son los que más tienen que innovar e invertir en ese tema. Aprovecho, aun a pesar de que se me vea el plumero, para insistir que Internet y las nuevas tecnologías pueden dar muchas posibilidades de llegar los primeros en un sector determinado a la hora de realizar campañas de posicionamiento en buscadores, de envío de bluetooth y e-mailing a clientes, de contratación de medios on-line , y con costes muchísimo más bajos que otros medios más convencionales, y por ende menos efectivos.