El dinero por el retrete

Suelo hacer visitas rutinarias a mis clientes y amigos, son visitas muy fructíferas, ya que no están concebidas para hablar sólo de los proyectos que tenemos en común, sino que en ellas se generan conversaciones sobre lo divino y lo humano, sobre problemas personales, disgustos, alegrías…

Como es normal en la época económica en la que nos encontramos, los problemas que tenemos las empresas, crisis, esfuerzos, innovación, cierres, despidos, reorientación… son palabras que surgen que bastante asiduidad.

La semana pasada, en una de esas visitas, tuve una charla con el presidente de un grupo empresarial muy potente en la provincia de Alicante. Me hablaba de superviviencia, de gestión de costes, de optimizar recursos… y de que se estaba planteando hacer un Expediente de Regulación de Empleo, bien de reducción de horas al día, bien de dos o tres meses al año. Me aseguraba que con esa medida se garantizaba que todos sus empleados mantendrían su puesto de trabajo. Comentaba que si hubiera mirado sólo para beneficio propio, hubiera sido más sencillo y rentable haber realizado despidos directamente ya que, entre otras cosas, se podía conseguir que el FOGASA subvencionara a la empresa parte de la indemnización a los trabajadores.

No sé si esa intención inicial será finalmente alcanzada o por el contrario habrá ERE y despidos en su empresa ni cuál es su intención real, no es persona que de un paso sin antes saber cuál será el siguiente, así que me imagino que lo tiene todo bien atadado.

Lo que realmente me escama son las “ayudas” estatales a éstos actos. ¿Cómo es posible que un estado sufrague parte del coste por despido de las empresas? ¿no sería más rentable tanto para el estado, empresarios y trabajadores que ese diero se dedicara a fomentar empleo y no para costear la pérdida del mismo? Vamos, lo que es invertir para crecer y no para amortiguar la caída, que ya hemos visto que no funciona ahora y mucho menos en un futuro.

No hay dinero para pagar a proveedores, no lo hay para financiar proyectos empresariales, no habrá para pagar pensiones… y para lo que sí que dan es justo para lo que no traerá retorno de la inversión -¡Otra vez el ROI!-

Hay veces que me avergüenza pertenecer a un país cuyos mandamases, mandamenos e incluso mandanadas se preocupan más del cortoplacismo que de pensar en perspectiva. Aunque enseguida me doy cuenta que ésto sólo se cambia desde dentro… aquí estaremos, mientras el cuerpo aguante.

Anuncios

Pablo Soto y el diario El Mundo con Cold Play

Pablo Soto, el desarrollador p2p más conocido en España, fue demandado por las discográficas el pasado 5 de junio. Tal y como podréis ver tanto en el enlace a la noticia de la Cadena Ser (como de otros tantos) las discográficas le reclaman 13 millones de euros por “desarrollar programas de intercambio ilegal de canciones con ánimo de lucro“.
En primer lugar, los programas p2p no son de intercambio de música, sino de archivos. Que Pablo Soto no debe ser ningún angelito es posible, pero ni falta que le hace. ¿Cuál es la denuncia exactamente, que haya desarrollado software p2p o que lo haya hecho con ánimo de lucro?
Porque denunciar a alguien por desarrollar software, que luego se empleará para algo lícito o ilícito, es como denunciar a un fabricante de armas por los crímenes que se puedan cometer en un futuro con sus productos, es como el “chiste” de la mujer que le daba un mamporro a su marido y a la espeta de este de que él no había hecho nada, la mujer le responde <
>… de locos, vamos.
Y si la denuncia es porque lo ha hecho con ánimo de lucro, ¿lo que jode a las productoras no es perder beneficios, o es que se los lleven otros?

El pasado 28 de marzo, la justicia archivó una denuncia contra el p2p porque, según el juez, <donde no hay ánimo de lucro, en el sentido de “lucro comercial”, no hay delito penal>>. Bajo mi modesta opinión, el ánimo de lucro en el p2p es cobrar por compartir archivos, y eso no es lo que hace el Sr. Soto, sino vender un soporte publicitario como otro cualquiera… y por supuesto el precio lo pone él, ya que es su propietario. Que se enteren los incompetentes de las discográficas que por ese camino no van a ir a ningún lado, más que a hacer el ridículo.

¿Por qué no evolucionan? Coño, si se trata tan sólo de que sean ellas las primeras en colgar en sus propios portales la descarga de archivos p2p de sus artistas en primicia, y que cobren de la publicidad que les genere.
Cold Play_ElMundo

Al propósito de denuncias, qué tendría que hacer la productora de Cold Play ahora que el diario El Mundo.es ha puesto a disposición de todos los usuarios, una semana antes de que salga al mercado, el último CD del grupo británico, Viva la Vida… si es que no se enteran por el amor de Dios.