La estrategia lleva a la victoria

Sun-Tzu no lo podía haber dejado más claro en su libro El Arte de la Guerra.

Que un sarao que emite, publicita y vende en el territorio nacional Televisión Española como es Eurovisión tenga de artista español a Chiquilicuatre es original, gracioso para algunos, como a mí, a los que el concurso nos parecía todavía más freak antes; aberrante para los amantes de ese “concurso” y sorprendente para todos.

Pero es en realidad un gol por toda la escuadra. Una genialidad del marketing y la estrategia publicitaria que, como suele suceder la mayoría de veces, debe haber surgido más de la casualidad que de una intención estudiada con premeditación y alevosía.

Si El Terrat, genial grupo de creativos (imagino que el Movimiento Álzate estará orgulloso de ellos a pesar de no ser de Alicante) de televisión y dirigidos por Andreu Buenafuente hubiese imaginado que una ocurrencia loca como la de presentar a uno de sus actores como candidato a representar a España en Eurovisión iba a tener tanto éxito, igual se hubiesen asustado y hubieran dado un paso atrás con el proyecto.

Cuando Rodolfo Chiquilicuatre gana el concurso y sale elegido ganador gracias a los votos de Internet (viva la democracia, coño), me puedo imaginar las caras de los directivos del ente público radiotelevisivo. Ahora el problema que yo veo es el siguiente: si la comercialización de Eurovisión pertenece a RTVE y si el merchandising de Chiquilicuatre es de El Terrat – ahora en La Sexta – ¿cómo están organizando la explotación publicitaria del tema?

Pero mejor todavía es imaginarme como se habrán quedado a las todopoderosas cadenas de televisión privadas Antena 3 y Tele 5, con sus superimportantes agencias exclusivistas por detrás (atres advertising, y publiespaña, respectivamente): Como yo cuando salgo de ver al Hércules en muchos partidos: con cara de gilipollas.

Y es que el gol se lo habrán metido a Televisión Española, pero las que han perdido el partido han sido las 2 grandes cadenas privadas de T.V. y eso es como para que se lo hagan mirar.