La revolución pagana

Andan nerviosos en las más importantes Cortes mundiales. El control que sobre el pueblo se ejercía de forma piramidal, con una extensa red de nobles, clérigos y terratenientes se desvanece por momentos por culpa de El Elemento.

El Elemento no nació para fines tan paganos, sino más bien todo lo contrario, era un instrumento algo elitista. A alguien se le debió escapar hablar en voz alta de sus bondades, hubo alguna filtración y… voila, el pueblo lo adoptó al instante.

La burguesía, que no dejaban de ser paganos bien allegados, y que había estado tanto tiempo luchando por sustituir el sistema vigente por otro más justo y democrático, aprovechó la coyuntura para explotar el Elemento y acercarlo a su interés. Para ello no le quedó otra que enarbolar la bandera de la libertad que el Elemento ofrecía. Eso acaparó los aplausos del pueblo y las clases más modestas, ya que por fin tenían la oportunidad de que su voz fuera escuchada. Comenzó a surgir una conversación pagana a la que cada vez se le unían más miembros, de una forma una exponencial. Curiosamente, ni nobles ni clérigos ni terratenientes se percataron de ello en un primer momento. Tan sólo paganos y por supuesto burgueses participaban activamente.

Había una diferencia, mientras las clases más modestas se incluían en dichas conversaciones de forma ciega y con algarabía, gran parte de la burguesía lo tenía todo planeado. Había conseguido movilizar a las masas, y ahora de lo que se trataba era de utilizarlo a su beneficio en cada una de las respectivas Cortes.
El día en el que la alta nobleza real de cada uno de los lugares comenzó a escuchar un murmullo la revolución ya era imparable. El pueblo se había sublevado a la normalidad vigente y reclamaba a grandes voces derechos, protestaba por injusticias e incluso se atrevía a dudar de las órdenes que venían de arriba. La nobleza y el clero se echaban las manos a la cabeza y exclamaban ¡¿cómo se atreven?! ¡¿qué podemos hacer?!

La burguesía, mientras se frotaba la mano pensando en lo que le encantaba que los planes salieran bien, aprovechó la coyuntura. Comenzó a liderar y encabezar las manifestaciones y reivindicaciones de los más desfavorecidos, lo cual no tardó en verlo la nobleza. En seguida fueron localizados los cabecillas de cada una de los territorios.

Las reivindicaciones cada vez crecían más y más. Llegó un momento en que todos los territorios conocidos estaban invadidos por la revolución pagana. Ahí fue cuando los nobles decidieron concertar entrevistas con los burgueses, aparentes líderes de la revolución.

Fotografía de Flickr de Jesús Encinar

Curiosamente, y tal y como ha sucedido otras veces en la historia de la humanidad, el pueblo llano comenzó a notar cierto cambio de actitud en los burgueses que hasta ese momento les apoyaban e incluso arengaban contra la nobleza.

Las voces y reivindicaciones han dejado de ir sólo hacia un lado, cada vez más se escuchan gritos contra la burguesía traidora. Hoy los burgueses, como antaño la nobleza y el clero, parecen no querer escuchar ese murmullo

A Robespierre le pasó lo mismo hace algunos años.

No os dejéis manipulad por nadie. Sed consecuentes y tened capacidad de analítica propia.

Ponte en pie, alza el puño y ven…

Política 2.0 #recomendar

He tenido la oportunidad estas vacaciones de Semana Santa de leer este libro online sobre usos de los políticos en el Internet actual y creo que es bastante aconsejable con algunas diferencias de opinión, algunas actualizaciones y muchos matices por supuesto.

Aquí lo tenéis por si os apetece echarle un vistazo.

Otro libro online interesante sobre política 2.0 también lo podéis encontrar aquí.

El fenómeno de las Señoras en Facebook

Os dejo un corto sobre el fenómeno de las Señoras en Facebook del que, seguro, algun@ de nosot@s somos fans.
Señoras que discuten con sus maridos por culpa del Facebook
Señoras con la bolsa en la cabeza cuando llueve
Señoras que dicen “oyoyoyoyoyoy” cuando se enteran de un cotilleo

Siempre he pensado que la naturaleza es sabia. El fenómeno de las señoras en facebook es algo que ha llamado la atención por supuesto de nuestras propias madres, acercándolas a esto de los Social Media. Tanto si es así como si símplemente es una vía de escape donde nosotros vemos reflejado de una forma cómica y divertida los estereotipos de nuestras madres/tías/abuelas/vecinas, bienvenido sea.

En cuanto al corto en sí, la actuación no es que sea de Óscar ni de Goya (bueno, de Goya puede) pero es distendido…

Google Buzz a fondo

Ayer por la mañana hablaba sobre Redes Sociales y el nuevo perfil de los Community Manager a la tarde tuve la posibilidad de charlar en el centro de Alicante con un par de amig@s que me comentaban que Google Buzz no les había gustado.

Si bien es cierto que el desconocimiento inicial de la forma de funcionar de Buzz nos llevó a muchos a ver conversaciones supuestamente privadas de mucha gente, alguna de ellas alucinante con sólo seguir el “hilo” de las conversaciones, la culpa en el fondo no queda claro si es de Buzz o de los usuarios. Claro que Google debería haber sido un poco más cuidadoso con los parámetros de privacidad, pero también es verdad que los usuarios nos lanzamos a la piscina sin mirar si hay agua, y así nos va.

De hecho, algún otro amigo como @JoséSánchez lo primero que aprendió fué a desinstalarlo.

Indagando un poco más en la conversación con est@s amig@s llegué a la conclusión, y así se lo hice constar, que no es que no les gustara Google Buzz, sino que no sabían cómo usarlo.

Me he puesto a buscar información sobre Buzz y he encontrado un post en Genbeta, llamado Google Buzz a fondo y que explica a la perfección todo lo que debemos saber de esta nueva Red Social.

Espero que tanto a est@s amig@s como a todos los demás os sirva de ayuda para los comienzos, que como dijo aquel, nunca fueron fáciles.

Redes Sociales / Community Manager

A estas alturas casi todos debemos saber que una Red Social, en Internet, es una aplicación Web que permite a las personas conectar con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades. Además, permite a los usuarios compartir contenido, interactuar y crear comunidades sobre intereses similares.

A día de hoy Hi5, MySpace, Facebook, Tuenti y Twitter podemos considerar que son las más conocidas, aunque constantemente están surgiendo nuevas de forma más modesta o bien sacadas a bombo y platillo por grandes mostruos internacionales como Google. Desde luego ello no les ha garantizado el éxito ( caso de Google Wave y la más reciente de Buzz).

También las redes sociales con un caracter más profesional, hacer Networking, etc… están teniendo su éxito: Linkedin, Xing.

Hubo un tiempo en que todas las grandes marcas quisieron crear su propia Red Social, fomentando la participación en ella por parte de los fanáticos de cada una de ellas. Al final han ido desistiendo, cerrando sus redes sociales “privadas” y aceptando lo inevitable. La gente ya no quiere ir donde están las marcas, sino que si acaso, consienten que las marcas estén en el mismo lugar que ellos, siempre que respeten unas normas básicas de comportamiento.

Existe también la inercia de crear Redes Sociales temáticas, en las que los usuarios puedan intercambiar información sobre intereses concretos y comunes, como por ejemplo la Red Social para montañeros, Cuspidis. Imaginamos que el éxito o no de este tipo de Redes dependerá tanto de la temática elegida como de la actualización, usabilidad y contenidos que le den los administradores, pero particularmente apuesto firmemente en que éste será el futuro inmediato.

Hemos comentado antes que un alto porcentaje de aceptación de los usuarios a interactuar con las marcas estriba en que haya un respeto a las normas básicas de comportamiento de cada Red Social. Es ahí donde nace la figura del Community Manager (o gestor de comunidades, en castellano). El Community Manager, según Wikipedia es “la persona encargada de construir, hacer crecer y gestionar comunidades alrededor de una marca o causa”. Además de ello un buen Community Manager también dinamiza y actúa como un nexo de unión entre la organización (marca, empresa…) y el usuario.

El Community Manager debe de saber pisar el mismo suelo que el resto de usuarios de la Red Social que estés compartiendo, utilizando el mismo código de comunicación que el resto de la comunidad y haciendo suyas y conociendo las reglas del juego. De lo contrario será expulsado de inmediato. (Vamos, que los usuarios dejarán de lado la marca, olvidándose por completo de ella).

Contacto directo con el usuario, gestión de la reputación on-line, repercusión de la marca en la Red, investigación del mercado… por supuesto en función de la marca y de la red social en cuestión. No puedes poner a una persona que “ha utilizado alguna vez Facebook” como Community Manager, canta demasiado.

El Community Manager puede ser Corporativo (cuando el usuario es la misma marca gestionado por una o más personas) o personal (con nombre y apellidos). Bajo mi, el ideal es que ambos estilos de comunicación sean adaptados por las empresas, lo cuál permite una mayor flexibiliad a la hora de interactuar con los usuarios. Realmente la respuesta a cómo dar los siguientes pasos te los va a dar el feedback de los demás miembros, su comportamiento…

En definitiva, la gestión de redes sociales es fundamental a la hora de planificar una estrategia de marketing on-line.