Prácticas abusivas del Banco de Valencia, Avenida de Aguilera, Alicante.

A pesar de la situación actual tengo la intención de comprarme un coche, para el que me falta un importe determinado. Se me ocurre ir al banco en el que tengo la hipoteca, domicilada la nómina, el que me hizo firmar un seguro de vida y de vivienda y donde tengo domicilados recibos, etc… el Banco de Valencia, oficina de la Avenida de Aguilera en Alicante.

El importe que solicito no es en absoluto descabellado, no llega ni a la mitad de lo que cobro yo sólo (excluyendo a mi mujer) en un año.

Rápidamente me confirman que la operación es aceptada pero que “al estar intervenidos” necesitan que contrate “más cosas” en total 2 seguros de vida (uno para mí y otro para mi mujer) y un seguro de decesos... en total 500 euros más al año. Así, sin más, sin posibilidad de negocación. Les comento que yo estaría interesado en un plan de pensiones y que no tengo problema en “vincularme” más, pero claro en algo que me interese.

No dan opción, pero tienen la desfachatez de decir que el importe de los seguros los meten dentro del préstamo “para que no tengamos que pagarlo de nuestro bolsillo“. ¿que no lo pago de mi bolsillo? ¿quién lo paga entonces? No sólo lo pago de mi bolsillo sino que además quieren que pague intereses por ello. Encima nos tratan de gilipollas.

Es decir, para un préstamo, con perdón, de mierda, no sólo quieren ganar los intereses de dicho préstamo, sino que quieren que contrate los seguros que a ellos les de la gana (evidentemente con el que ganan más comisión) pasando olímpicamente de qué necesito yo como cliente.

Vincular la contratación de seguros a la concesión de un préstamo es una práctica denunciada por la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc) en diversas ocasiones, pero los bancos están por encima del bien y del mal.

Argumentar que lo tienen que hacer “por estar intervenidos” es hacer recaer (una vez más) la pésima gestión del Banco que les ha llevado a la bancarrota en el cliente. Es decir que ellos derrochan y hacen un agujero financiero enorme y encima quieren que lo sufraguemos nosotros. Si a eso le añadimos la falta de estilo que tuvo Antonio, el director de la oficina, cuando quedó con nosotros para “hablar” sin tener consideración ninguna con ciertos problemas de horario que le comentamos para luego no aparecer por la oficina y que su “mano derecha” en la oficina, Jorge Arnau, pasa olímpicamente de lo que le comentamos manifestando total indiferencia a nuestras solicitudes, hace que no sólo la gestión de la oficina de la Avenida de Aguilera del Banco de Valencia (Alicante) esté en entredicho en términos de marketing y comercialmente hablando, con un trato más del siglo IXX que del actual, sino que me confirma que el futuro de dicha entidad, o al menos de dicha rastrera oficina, esté claramente enfocado a la desaparición.

Procedo a trasladar mi nómina y todo lo que tenga contratado con ellos a otra entidad que al menos sea “normal” y que tenga en el trato al cliente su principal capital. Ya me da igual medio punto más o menos en el tipo de interés, pero creo que el cambio en el modelo productivo de la sociedad actual obliga a que todas las organizaciones tengan un poquito de deferencia por lo que necesita el cliente, y no seguir con prácticas usureras. Por supuesto haré la consulta pertinente en AUSBANC por si es procedente la denuncia, la lástima es que casi todo han sido conversaciones y muy poco “negro sobre blanco”

De sobra sé que mi baja en dicho banco no les hace ni cosquillas, pero si por lo menos consigo con estas línas que llegue a alguien mi mensaje y que no se le ocurra ni entrar a la citada oficina, me daré por satisfecho.

Anuncios

Una reforma laboral catastrófica (también) para el emprendedor

Foto: Kids Chain

Llevo todo el fin de semana, fíjaos qué originalidad, en darle a la tecla con la reforma laboral. Seguro que no habéis leído, oído ni visto nada al respecto 😉

Que la reforma laboral aprobada mediante decreto-ley es catastrófica para el trabajador y sus derechos (ganados tras decenios de luchas y padecimientos) es algo tan obvio que sólo hace falta ver cómo el dark side of de CEOE la ha aplaudido a rabiar. Es indecente para el trabajador pero ¿buena para el empresario?

Pues depende.

Os puedo asegurar, como pequeño emprendedor, que la reforma que entra en vigor es una de las mayores decepciones que he sufrido de nuestro gobierno, el que sea. He podido hablar con varios pequeños empresarios, autónomos y emprendedores al respecto y todos, absolutamente todos, estamos de acuerdo en que facilitar el despido (que es lo que han hecho) y no dar ni una ayuda más a la creación de nuevos puestos de empleo dignos no es lo que necesitábamos ni pedíamos. Y que no me ventan con milongas, 3.000 euros a cargo de desgravaciones fiscales por contrato indefinido es estar peor de lo que estábamos antes. Por si alguien nos escucha ¡¡que cuando voy a contratar no pienso en despedirle, pienso en darle continuidad!! y estaría muy bien que incentivárais que contrate a 2 en lugar de a 1 trabajador, no facilitándome que pagara 600 euros a cada uno en lugar de 1.200 a uno, sino que me hiciérais pagar menos cuota de su seguridad social, por ejemplo.

Os animo, por cierto a que aprendáis a traducir la reforma laboral con el Rajoogle Translate que podéis ver pinchando aquí.

¿Mi empresa es una ONG? ¿Soy / somos unos buenos samaritanos? ¿Unos “gilipollas” en lugar de “empresarios” tal vez?.

Pues no, sencillamente tengo / tenemos muy claro que el verdadero capital de una empresa, y sobre todo si es de base tecnológica, está en el colectivo de personas que la forman, y con esta bazofia de reforma laboral lo que van a conseguir, lo que están consiguiendo ya de hecho, es que el talento esté cada vez más fuera de nuestras fronteras, por lo que el círculo irá estrechándose cada vez más en Españistán.

Y mientras tanto, ex-directivos de CAM y Banco de Valencia forrándose “por el trabajo bien hecho”, Camps aprovechando sus “vacaciones” para doctorarse y la gente pensando en si la liga la tiene ganada ya el Madrid.

Olé por España. Sólo queda tratar de mover la maquinaria desde dentro mientras nos queden fuerzas.

El dinero por el retrete

Suelo hacer visitas rutinarias a mis clientes y amigos, son visitas muy fructíferas, ya que no están concebidas para hablar sólo de los proyectos que tenemos en común, sino que en ellas se generan conversaciones sobre lo divino y lo humano, sobre problemas personales, disgustos, alegrías…

Como es normal en la época económica en la que nos encontramos, los problemas que tenemos las empresas, crisis, esfuerzos, innovación, cierres, despidos, reorientación… son palabras que surgen que bastante asiduidad.

La semana pasada, en una de esas visitas, tuve una charla con el presidente de un grupo empresarial muy potente en la provincia de Alicante. Me hablaba de superviviencia, de gestión de costes, de optimizar recursos… y de que se estaba planteando hacer un Expediente de Regulación de Empleo, bien de reducción de horas al día, bien de dos o tres meses al año. Me aseguraba que con esa medida se garantizaba que todos sus empleados mantendrían su puesto de trabajo. Comentaba que si hubiera mirado sólo para beneficio propio, hubiera sido más sencillo y rentable haber realizado despidos directamente ya que, entre otras cosas, se podía conseguir que el FOGASA subvencionara a la empresa parte de la indemnización a los trabajadores.

No sé si esa intención inicial será finalmente alcanzada o por el contrario habrá ERE y despidos en su empresa ni cuál es su intención real, no es persona que de un paso sin antes saber cuál será el siguiente, así que me imagino que lo tiene todo bien atadado.

Lo que realmente me escama son las “ayudas” estatales a éstos actos. ¿Cómo es posible que un estado sufrague parte del coste por despido de las empresas? ¿no sería más rentable tanto para el estado, empresarios y trabajadores que ese diero se dedicara a fomentar empleo y no para costear la pérdida del mismo? Vamos, lo que es invertir para crecer y no para amortiguar la caída, que ya hemos visto que no funciona ahora y mucho menos en un futuro.

No hay dinero para pagar a proveedores, no lo hay para financiar proyectos empresariales, no habrá para pagar pensiones… y para lo que sí que dan es justo para lo que no traerá retorno de la inversión -¡Otra vez el ROI!-

Hay veces que me avergüenza pertenecer a un país cuyos mandamases, mandamenos e incluso mandanadas se preocupan más del cortoplacismo que de pensar en perspectiva. Aunque enseguida me doy cuenta que ésto sólo se cambia desde dentro… aquí estaremos, mientras el cuerpo aguante.

Ascenso del Hércules a 1ª División

Una pausa en los temas profesionales para hablar de hobbies, o más bien de pasión.

El Hércules de mi alma ha ascendido este fin de semana, coincidiendo además con el inicio de Les Fogueres de Sant Joan, las fiestas principales de la ciudad.

De momento os cuelgo el audio de la ser de la noche del sábado (la del ascenso) con la grabación de la llegada al Aeropuerto de Alicante de la expedición (equipo y aficionados) desde Irún, donde se había conseguido el ascenso.

 

El Larguero (1ª Parte/ 19-06-10)

emb&c18=prisacom&c20=gadget&h1=prisacom>cadenaser>gadget>llevatelo>emb>” width=”0″ height=”0″ border=”0″>

A ver si en unos días, después de la “recuperación” subo alguna foto, etc…

Matxo lHèrcules!!

La revolución pagana

Andan nerviosos en las más importantes Cortes mundiales. El control que sobre el pueblo se ejercía de forma piramidal, con una extensa red de nobles, clérigos y terratenientes se desvanece por momentos por culpa de El Elemento.

El Elemento no nació para fines tan paganos, sino más bien todo lo contrario, era un instrumento algo elitista. A alguien se le debió escapar hablar en voz alta de sus bondades, hubo alguna filtración y… voila, el pueblo lo adoptó al instante.

La burguesía, que no dejaban de ser paganos bien allegados, y que había estado tanto tiempo luchando por sustituir el sistema vigente por otro más justo y democrático, aprovechó la coyuntura para explotar el Elemento y acercarlo a su interés. Para ello no le quedó otra que enarbolar la bandera de la libertad que el Elemento ofrecía. Eso acaparó los aplausos del pueblo y las clases más modestas, ya que por fin tenían la oportunidad de que su voz fuera escuchada. Comenzó a surgir una conversación pagana a la que cada vez se le unían más miembros, de una forma una exponencial. Curiosamente, ni nobles ni clérigos ni terratenientes se percataron de ello en un primer momento. Tan sólo paganos y por supuesto burgueses participaban activamente.

Había una diferencia, mientras las clases más modestas se incluían en dichas conversaciones de forma ciega y con algarabía, gran parte de la burguesía lo tenía todo planeado. Había conseguido movilizar a las masas, y ahora de lo que se trataba era de utilizarlo a su beneficio en cada una de las respectivas Cortes.
El día en el que la alta nobleza real de cada uno de los lugares comenzó a escuchar un murmullo la revolución ya era imparable. El pueblo se había sublevado a la normalidad vigente y reclamaba a grandes voces derechos, protestaba por injusticias e incluso se atrevía a dudar de las órdenes que venían de arriba. La nobleza y el clero se echaban las manos a la cabeza y exclamaban ¡¿cómo se atreven?! ¡¿qué podemos hacer?!

La burguesía, mientras se frotaba la mano pensando en lo que le encantaba que los planes salieran bien, aprovechó la coyuntura. Comenzó a liderar y encabezar las manifestaciones y reivindicaciones de los más desfavorecidos, lo cual no tardó en verlo la nobleza. En seguida fueron localizados los cabecillas de cada una de los territorios.

Las reivindicaciones cada vez crecían más y más. Llegó un momento en que todos los territorios conocidos estaban invadidos por la revolución pagana. Ahí fue cuando los nobles decidieron concertar entrevistas con los burgueses, aparentes líderes de la revolución.

Fotografía de Flickr de Jesús Encinar

Curiosamente, y tal y como ha sucedido otras veces en la historia de la humanidad, el pueblo llano comenzó a notar cierto cambio de actitud en los burgueses que hasta ese momento les apoyaban e incluso arengaban contra la nobleza.

Las voces y reivindicaciones han dejado de ir sólo hacia un lado, cada vez más se escuchan gritos contra la burguesía traidora. Hoy los burgueses, como antaño la nobleza y el clero, parecen no querer escuchar ese murmullo

A Robespierre le pasó lo mismo hace algunos años.

No os dejéis manipulad por nadie. Sed consecuentes y tened capacidad de analítica propia.

Ponte en pie, alza el puño y ven…

Para los críticos de “estosololoarreglamosentretodos.org”

Se ha creado últimamente un, esperado, ámplio núcleo de resistencia a la campaña estosololoarreglamosentretodos.org, que como todos sabéis, en un principio, trata de incentivar el optimismo dentro de la sociedad española en general. La resistencia más organizada quizá se manifieste a través de estosololoarreglamossinellos.org. Incluso mi admirado Marc Vidal también lo hace.

Cuando me sumé a su página en Facebook, mi socio Jose Sánchez, lo primero que hizo fue alertarme sobre quién podría estar detrás de esta iniciativa, sobre todo, ante la gran base de datos que pueden estar adquiriendo y qué pueden hacer con ella.

Echando un vistazo a su política de privacidad, podemos leer entre otras cosas lo siguiente:

“La entidad responsable del fichero es Segarra, Cuesta, Puig, Fernandez de Castro, S.L. (S.C.P.F.), con NIF B61054417, domicilio en calle Calatrava 71, código postal 08017 de Barcelona, hallándose la misma facultada para compartirlos con los encargados del tratamiento del fichero The Cocktail Experience con NIF B83375576, domicilio en calle Salamanca 17, código postal 28020 de Barcelona. ”

Y en condiciones de uso, esto otro:

“Al registrarse el usuario acepta que S.C.P.F. podrá enviar a su correo electrónico boletines informativos. Este consentimiento tiene carácter revocable, sin efectos retroactivos, con la simple manifestación de su voluntad al remitente, conforme a lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.”

En primer lugar S.C.P.F. es, aparentemente una Agencia de Marketing y Comunicación, como podemos ver aquí, los encargados del tratamiento, The Cocktail Experience, también son una agencia de comunicación, cuya dirección no es realmente de Barcelona, sino de Madrid (como podréis ver en el enlace).

Al parecer sí tienen sus ficheros adscritos a la Agencia de Proteción de Datos, aunque no especifica en ninguno que sea de la Web.

Además de todo ello, y tal y como podemos ver en diversos Sites como www.letra.org en su artículo Sé optimista, consume hasta morir, se les acusa que detrás de tan buena intención, están entidades cómo (y cito textualmente) Cámaras de comercio, la patronal de las grandes empresas constructoras (Seopan) y un buen número de grandes empresas (Telefónica, Iberia, El Corte Inglés, BBVA, Santander, La Caixa, Caja Madrid, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Mapfre, Abertis, Mercadona, Indra, Renfe y Red Eléctrica).

Estoy a favor de la campaña.

Es seguro que esta campaña no sea altruista, bien, ¿acaso lo es cualquier otra? Se han gastado 4 millones de € (de ellos, no del estado) ¿alguien espera que un colectivo de empresas inviertan dinero en algo que no les reporte el más mínimo beneficio? yo desde luego no lo esperaba, ni lo pensaba antes de saber quién había “detrás” de esto. Voy a desvelaros un secreto: las empresas se crean para ganar dinero. Increíble ¿verdad?.
Además, ahora resulta que es un fiasco porque ha habido un chaval que ha conseguido más registrados sin gastarse un €uro… ¿estáis seguros que también es la primera vez que pasa eso? porque recuerdo muchos ejemplos en que “grandes” profesionales se han quedado muy lejos de objetivos de movimientos sociales paraleleos.

Lo que sí sé es que tal y como están las cosas en España, tal y como lo están haciendo “de bien” tanto el gobierno como la oposición (un periodista norteamericano de principios del S/XX dijo algo así como “jamás he tenido tantos argumentos para no votar por el gobierno actual, ni tan pocos para votar a la oposición”, pues eso)… o nos movemos “nosotros” o esamos perdidos.

Hay que impulsar un cambio social. Y cada uno que se lo tome como quiera; quien quiera ver aquí tan solo un incentivo al consumo desmesurado que lo vea, está en su derecho, pero yo detrás de ese mensaje veo, o quiero ver, algo más profundo. La forma de encarar la vida, de ser consecuente con su trabajo, de liderar un grupo de trabajo o toda una empresa ha de cambiar. Ya no basta con cumplir, hay que trabajar para conseguir la excelencia (o el deleite como diría un amigo mío), de mejorar nuestra productividad laboral desde la mejora de los procesos de trabajo hasta la vinculación con nuestros quehaceres diarios, fueren cuales fueren. La administración, en lugar de alentar la obtención de plazas funcionariales, debería ayudar (de verdad) a que pequeños emprendedores salieran a la calle con su nuevo negocio bajo el brazo, con ganas de comerse el mundo y generar más empleo y riqueza. Los empresarios deberían tomar la iniciativa y permitir una mayor flexibilidad en horarios, mejorando notablemente su relación con los empleados…

Quiero que los culpables de meternos en este agujero paguen justos por “pecadores, aunque algo de culpa tendremos también de lo sucedido los ciudadanos de a pie, pero también quiero seguir pensando que esto lo arreglamos entre todos.

Me parece genial que colectivos en la Red no se callen y defiendan lo que son sus ideales identificando el trasfondo de las cosas, me anima a seguir creyendo en la sociedad. Pero por favor, que no generalicen llamando “borregos” a los que nos hemos adherido a la campaña, ya que en el fondo estarán tratando “al populacho” como los que ellos tanto critican; con generalizaciones.

¿Alguien me ofrece una alternativa mejor? Pues que lo haga ya, pero de momento sigo pensando que o “esto” lo arreglamos nosotros con corazón, cabeza, constancia y algo de optimismo, o nos van a pintar la cara.

Google Buzz a fondo

Ayer por la mañana hablaba sobre Redes Sociales y el nuevo perfil de los Community Manager a la tarde tuve la posibilidad de charlar en el centro de Alicante con un par de amig@s que me comentaban que Google Buzz no les había gustado.

Si bien es cierto que el desconocimiento inicial de la forma de funcionar de Buzz nos llevó a muchos a ver conversaciones supuestamente privadas de mucha gente, alguna de ellas alucinante con sólo seguir el “hilo” de las conversaciones, la culpa en el fondo no queda claro si es de Buzz o de los usuarios. Claro que Google debería haber sido un poco más cuidadoso con los parámetros de privacidad, pero también es verdad que los usuarios nos lanzamos a la piscina sin mirar si hay agua, y así nos va.

De hecho, algún otro amigo como @JoséSánchez lo primero que aprendió fué a desinstalarlo.

Indagando un poco más en la conversación con est@s amig@s llegué a la conclusión, y así se lo hice constar, que no es que no les gustara Google Buzz, sino que no sabían cómo usarlo.

Me he puesto a buscar información sobre Buzz y he encontrado un post en Genbeta, llamado Google Buzz a fondo y que explica a la perfección todo lo que debemos saber de esta nueva Red Social.

Espero que tanto a est@s amig@s como a todos los demás os sirva de ayuda para los comienzos, que como dijo aquel, nunca fueron fáciles.